Sustentabilidad para todos

Arquitectura y construcción enlazadas por el desarrollo de la sustentabilidad  


«Es innegable que la cultura de la sustentabilidad ha permitido el acercamiento escindido que se vivía entre lo proyectado y lo construido. También no es menos cierto que permitirá una tendencia a recuperar la esencia del buen hacer, acercándonos y relacionándonos con la base de nuestra existencia». DAVID DONOSO ANGEL – ARQUITECTO.


«La mirada más amplia es la que aprecia todo» …

      Mucho se ha dicho y definido, lo cierto es que, el término sustentable (o sostenible, que es mejor como definición), es muy difícil de entender si solo se considera conceptualmente desde una perspectiva teórica, más bien es una necesidad utilizarlo en su forma real, en  el uso, implementación de estrategias y metodologías para abordar el problema. En este sentido, cobra mucha importancia la experiencia y el criterio que tendremos que utilizar para hacer uso de los atributos que definen la Sustentabilidad (o Sostenibilidadad), es decir, aquellos tres aspectos que la definen:Sustentabilidad ecocero

  • El medio Ambiente
  • La sociedad
  • La economía

      Estos tres aspectos, deberán ser considerados en su real magnitud y con respecto a todo el desarrollo, en este caso, de la obra construida. Es muy importante entender que el tema sustentable es transversal a toda nuestra existencia, y no es un tema reciente, por lo menos, históricamente en la arquitectura, siempre ha existido el respeto al lugar, al paisaje, al clima y los materiales apropiados y que no sean nocivos a la salud del ser humano.

      Desde la perspectiva de la arquitectura materializada en la Construcción, debemos indicar que la sustentabilidad por siempre la ha definido, y que hoy cobra real importancia en cuanto a la preocupación por el planeta y la conciencia de que debemos proteger nuestro medio, generando una relación equilibrada entre lo construido y nuestro entorno.

      Esta sustentabilidad, transversal, y que nos toca a todos, se ha de exigir a aquellos profesionales que tienen la responsabilidad de establecer y trabajar esta relación; arquitectos, constructores e ingenieros, responsables de aplicar y resolver las necesidades de sus clientes que exigen este tipo de compromisos. Por ello, hablamos de una Cultura de la sustentabilidad y de una SUSTENTABILIDAD PARA TODOS; todos somos responsables, los que exigen y los que proponen soluciones: viables, inteligentes y adecuadas.

      En esta sustentabilidad para todos y de todos (todos involucrados), es importante aclarar que ésta debería propender a que las construcciones sean más eficientes y menos costosas, y que determinaran en el tiempo un ahorro sustancial traducido en equilibrio económico y uso; esto es de lo más importante y afecta enormemente la resolución de las propuestas. Teniendo en cuenta este aspecto, podemos ver que muchas de las construcciones que actualmente se tildan de sustentables se ven enfrentadas a incongruencias, por cuanto su uso conlleva grandes costos de mantención.

      Es por lo que se habla de sustentabilidad para todos, la que debe centrarse en atributos aplicados; desde la concepción arquitectónica, hasta su realización material. Atributos que no podrían ser asimilados en otras condiciones, por cuanto debe existir un aspecto de empatía entre la arquitectura y las necesidades de los usuarios. Aquí entran aspectos de calidad de los espacios (iluminación y ventilación natural); materialidad del edificio, aspectos de innovación y de cómo la obra afecta el entorno, y sus habitantes. Así como lo hicieran los organicistas en su tiempo, esta tendencia y cultura sustentable nos está permitiendo sensibilizarnos con los materiales, los recursos y su relación equilibrada con el entorno. No es un tema netamente centrado en la tecnología.

      Se debe valorar la sustentabilidad desde la mirada de la Arquitectura (que se libera de los cánones académicos), cuya resolución final es el acto construido que permite ser apreciado, cobrando importancia el conocimiento y la voluntad de acercarse a esa resolución, motivados por la empatía con aquello que la disfruta, la aprecia y la vive.

      Felizmente, estamos cada vez más influenciados por alternativas que permitirán desarrollar la capacidad de crear nuestro entorno, pero en condiciones equilibradas con respecto al medio, la sociedad y la economía.

David Donoso Ángel

Arquitecto PUC

Asesor en eficiencia Energética y Desarrollo Sustentable

Profesor invitado Magister Construcción Sustentable

Universidad Católica del Maule (año 20016 – 2017)

Gerente General de Inmobiliaria y Sociedad Constructora «ECOCERO» (Estudio de Gestión, Diseño y Construcción Sustentable)

Email: – ddonosoarquitecto@gmail.com

Cel: +56987614094